“En ese justo instante”

En ese justo instante, a esa hora, en ese minuto, en aquel maldito segundo… se quebraron mis rodillas y, con ellas, se derrumbaron todas las realidades que creí certeras. Entonces, me sumergí en un mundo lleno de aristas hirientes y de caminos imposibles, de los que me parecía imposible salir…. En ese justo instante, todo el universo se derrumbó y me llevó consigo…

Narrativa y “Carisma”: Yolanda Palomo del Castillo